06/04/2022

Enfermedades del ajo. La roya

La roya (Puccinia alli) es una enfermedad muy común que se desarrolla en el cultivo del ajo. Se identifica por formar pústulas (uredinios) que aparecen tanto en el haz como en el envés de la hoja esparcidos, juntos o confluentes. Tienen forma elipsoidal de color ligeramente amarillento a pardo. 


Esta enfermedad no entiende de variedades, y afecta tanto a ajo chino (blanco y violeta) como a ajo morado, aunque, por su ciclo, afecta más al ajo chino, concretamente al ajo chino violeta.

1649141254372

Síntomas y signos

Los síntomas iniciales son pequeñas manchas blanquecinas de forma redondeada o alargada que se observan sobre las hojas o los tallos. Conforme avanza la enfermedad, sobre las manchas se desarrollan pústulas (soros), circulares o alargadas, de 1 a 3 mm de longitud, que contienen masas de urediniosporas naranjas que irrumpen a través de la
epidermis. 

Posteriormente, sobre los tejidos afectados, pueden observase telios, normalmente de forma dispersa y recubiertos por la epidermis, que contienen teliosporas de color oscuro.

Para poder germinar e infectar se tienen que da las siguientes condiciones:

  • Temperaturas a partir de 12-15ºC.
  • Humedades relativas (HR) altas.
  • Nieblas persistentes o tras lluvias primaverales.

Control de la enfermedad

Para disminuir la aparición de la enfermedad, se debe eliminar el inóculo primario: eliminar los restos de la cosecha anterior, si ha habido presencia de roya, o una buena rotación de cultivos.

Muchas veces se produce un ataque de roya tardío, que aunque no supone una pérdida de cosecha directa, induce a un secado de la planta más rápido, lo que puede dificultar el arranque de la misma.

Para este año, con el mes de lluvias de marzo, se preve que en cuanto las lluvias dejen de producirse, y aumente la temperatura, el ataque de roya será muy rápido. Recomendamos estar muy atentos estas próximas 2 semanas, puesto que con la humedad de todas estas lluvias, y la salida del sol y aumento de temperatura, se dan las condiciones óptimas para el desarrollo de la roya. Un tratamiento preventivo con cobre ayudará a evitar la aparición de roya, además de actuar al mismo tiempo contra Stemphylium o Blanquilla.

Si observamos que ya tenemos presencia de roya, habría que recurrir a fungicidas sistémicos del grupo de los triazoles o estrobirulinas. 

Anterior
Siguiente
read more
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners
partners